Dead Space 3

Dead Space 3

Dead Space 3 tiene más acción pero menos terror

Dead Space 3 es un gran juego. Es variado, ofrece un muy buen cooperativo y un apartado técnico sobresaliente. De hecho, de las tres entregas es, sin duda, la más espectacular para el jugador. Pero como en algunas sagas cinematográficas, el espectáculo no lo es todo y hay que perseguir la esencia de la serie. Y por alguna razón, los desarrolladores de Dead Space 3 perdieron lo mejor de la serie: el terror y la sorpresa. Algo que no ensombrece lo buen juego que es Dead Space, pero que le hace perder el apelativo de sobresaliente. Ver descripción completa

PROS

  • Historia y desarrollo de los nuevos personajes
  • Cooperativo bien integrado
  • Muy variado
  • Gran apartado técnico

CONTRAS

  • Se ha perdido la ambientación terrorífica
  • La munición se ha unificado, con lo que el juego es más fácil

Muy bueno
-

Dead Space 3 es un gran juego. Es variado, ofrece un muy buen cooperativo y un apartado técnico sobresaliente. De hecho, de las tres entregas es, sin duda, la más espectacular para el jugador. Pero como en algunas sagas cinematográficas, el espectáculo no lo es todo y hay que perseguir la esencia de la serie. Y por alguna razón, los desarrolladores de Dead Space 3 perdieron lo mejor de la serie: el terror y la sorpresa. Algo que no ensombrece lo buen juego que es Dead Space, pero que le hace perder el apelativo de sobresaliente.

Continúa la historia de un ingeniero perseguido por una maldición

Dead Space 3 continúa con la historia de Isaac Clarke y explica a fondo los orígenes de las efigies y de la unionología. También profundiza un poco más en el personaje de Isaac Clarke ahondando en su personalidad, sus miedos y también sus motivaciones. La primera escena del juego es realmente impactante: los unionologos han ido más allá de lo que nadie podía imaginar y han activado todas las efigies en la Tierra, provocando un cataclismo de dimensiones increíbles. Isaac Clarke tendrá que huir y llegar al origen de todo: un lejano planeta helado donde parece que se encuentra la solución a todos los problemas con los necromorfos.

Una jugabilidad con mucha acción, pero sin sorpresas

Mucha acción, muchos escenarios y muchos desafíos son los que hay en Dead Space 3. De hecho es el juego con más variaciones en jugabilidad de los últimos tiempos. Hay que disparar tanto a necromorfos como a unionologos humanos, hay que solucionar diferentes puzles (sencillos, eso sí) e incluso escalar montañas mientras nos atacan. Todo con un control excepcional, porque si hay algo por lo que se caracteriza este juego es por su gran jugabilidad. En las 14 horas de Dead Space 3 os puedo asegurar que no me he aburrido nunca, aunque tampoco he sentido esa tensión de los dos anteriores juegos.

Porque tanto el primer Dead Space como Dead Space 2 eran juegos capaces de conseguir que un simple pasillo te pareciese un lugar terrorífico. Aún tengo pesadillas con la escena de la lavandería de Dead Space 2, una escena en la que sabes que va a ocurrir algo, pero no sabes cómo o cuándo… hasta que ocurre. Y esa capacidad de sorpresa se ha perdido en Dead Space 3. No significa que el juego sea malo, porque Dead Space 3 tiene, como ya he dicho, variedad, jugabilidad e historia, pero lamentablemente no tiene sorpresa ni esa ambientación tan opresiva.

De hecho, uno de las características que más ensombrecen la tensión del juego es el nuevo sistema de encontrar recursos (de verdad, los micropagos están, pero no son necesarios para nada) con el que construyes todo tipo de armas y consumibles. Como la munición siempre es igual para todas las armas, en ningún momento necesitas huir porque tienes armamento de sobra. Es decir, ya no existe esa sensación de que en cualquier momento no podrás matar a un enemigo por culpa de que no tienes la munición adecuada.

También con cooperativo

Eso sí, hay que decir que Visceral Games se ha esforzado al máximo para dar esa variedad. El número de monstruos diferentes es mayor que nunca y cada uno de los niveles que atravesaremos tiene nuevos enemigos que son más rápidos, más resistentes y mucho más duros. Además, se suma a esa variedad un modo cooperativo que te obliga a tomar decisiones diferentes que tomar o incluso desbloquéa misiones exclusivas. Estas misiones aportan datos adicionales de la trama e incluso tenemos la oportunidad de conseguir nuevos diseños para nuestras armas, con lo que se alarga considerablemente el juego.

Visualmente impactante y completamente en castellano

Sobre el aspecto técnico hay que reconocer lo espectacular de Dead Space 3. No solo porque esté muy bien hecho, que lo está, o por las increíbles animaciones de todos los personajes, que lo son, sino también por la enorme variedad del juego. Un título que tiene niveles en una Tierra futurista, en naves espaciales, en un planeta helado, en instalaciones secretas o incluso en un templo alienígena ofrece una variedad como pocas veces he visto en escenarios y todas ellas siempre relacionadas con la Unionología. Y por supuesto sin que la consola sufra lo más mínimo.

Lo mismo puedo decir del sonido. El juego está excelentemente localizado a nuestro idioma. El equipo responsable del doblaje es soberbio y todos los sonidos relacionados con los diferentes disparos son perfectos. Lo único que, como ya he dicho a lo largo de todo el artículo, el juego no tiene ese pequeño toque de pasos en tuberías o similar. No porque lo haya omitido, sino porque simplemente no es necesario en el juego. Una lástima, puesto que es uno de los aspectos distintivos de la serie.

Dead Space 3 es un muy buen juego, pero no es un juego de terror

Dead Space 3 es un muy buen juego. De eso no hay dudas. Hay acción, hay variedad de escenas y hay un gran argumento. El problema es que al contrario que sus predecesores no hay una gran ambientación terrorífica que te hace evitar el juego de noche y que te parece que cuando apagas la consola sigas oyendo esos pasos. Eso no está ya en Dead Space 3, pero hay otras cosas increíbles: variedad, jugabilidad y una muy buena historia. Sí, un muy buen juego, pero al contrario que sus predecesores, no es un juego sobresaliente.